EL ÉXITO DE TU PRODUCTIVIDAD ESTÁ EN EL DESCANSO

hammock-1248939_960_720

 

Podríamos quedarnos con el concepto simple de “no trabajar”, o “no hacer nada”, sin embargo,  en mi opinión creo que el descanso es también una oportunidad para renovarse y para ejercitar la creatividad.  

La mente también descansa cuando sales de la rutina y experimentas cosas nuevas, De hecho, te invitaría a que consideres este tiempo de descanso como un tesoro sagrado para tu productividad ya que el descanso efectivo es un requisito para que tu cuerpo y tu mente puedan rendir mejor entre semana, y tratando de ir más allá del concepto simple, descansar también significa hacer cosas diferentes a las que normalmente haces en la semana.  Significa separarte de la computadora y de las pantallas, de tu celular, tu ipod, etc.  Significa “desconectarte”.

Beneficios del descanso efectivo

Para valorar el descanso, hay que comprender los beneficios que te puede dar, y el alcance que tienen en las diferentes facetas de nuestra vida, en la cual multiplica sus beneficios.

1.- Es una motivación al trabajo y al esfuerzo realizado en la semana.   Una manera de ver el descanso diario y el del fin de semana, es como un premio a tu esfuerzo diario del trabajo del día.  Puede ser ver tu programa favorito, leer un libro o escuchar tu música preferida, una siesta reparadora, etc.   Es una actividad agradable que te da placer y te sabe mejor cuando se hace después de un trabajo que te costó esfuerzo.

2.-  Descansar es bueno para tu salud física y mental.   En un seminario sobre salud y alimentación se me quedaron grabadas cuatro cosas que se deben buscar si es que quieres aumentar tus probabilidades de tener buena salud y son las siguientes: buena alimentación, hidratación suficiente, ejercicio y DESCANSO reparador.

3.- El descanso puede ser una oportunidad para aprender. Cuando aprovechas tu descanso para hacer cosas diferentes a las que ya conoces, tu cerebro comienza a ejercitarse al aprender cosas nuevas, a través de la experiencia, o de tus sentidos, de un curso, etc.  Si sabes aprovechar el tiempo, lo puedes convertir en una zona de renovación.

El descanso es el premio de la semana de trabajo que has dejado atrás.   Es una oportunidad para estar con quienes más quieres.  Es un momento para reponer fuerzas.   Todo tu descanso debe cambiar en calidad.  Es más inteligente y productivo descansar bien para rendir mejor, que tratar de sacarle más horas al día, sabiendo que no las tiene,  y que además si tu ritmo de trabajo no respeta al descanso, el cuerpo tarde o temprano te pasará la factura de todas las malpasadas que decidiste darte, sacrificando horas de sueño y energía.    Dios perdona, tu familia perdona, tus amigos tal vez te perdonen, pero la naturaleza no perdona nunca.

Aclarando que sólo son sugerencias, a manera de ejemplo te doy algunas sugerencias para aprovechar al máximo tu descanso del fin de semana y obtener el mejor impacto del descanso en tu productividad.

1.- Haz una labor de planificación e improvisación.   Es interesante tener alguna actividad planeada, una excursión, una salida al museo, un paseo, ir al cine, alguna reunión familiar.  Y también es importante dejar espacio a la improvisación y ser flexibles, pues de lo contrario el descanso dejará de ser relajante.       No se trata pues,  de llenar el fin de semana de actividades, tu descanso no depende del número de actividades, sino en la calidad de la experiencia que tengas y disfrutar el momento presente, sin la preocupación de las obligaciones que te esperan el lunes.

2.-  Deja o disminuye  la comunicación por redes sociales y el email el fin de semana.    A menos que sea de vida o muerte que estés conectado con tus amigos o tus colaboradores el fin de semana. Es importante cambiar de actividad a la que estás conectado todo el tiempo en tu trabajo o entre semana.   No te va a pasar absolutamente nada si no actualizas tu facebook o si el fin de semana no envías tus twets, o incluso si no revisas tu email, o dejas tu celular en buzón de voz, si alguien te necesita realmente te dejará un mensaje.

3.-  Programa alguna actividad al aire libre.  Las excursiones a algún lugar diferente, a un museo, a un parque o al campo son una oportunidad para que tu mente descanse.   El cambiar de escenario contacto con la naturaleza  ayuda muchísimo a desconectarse y cambiar de ambiente siempre será un apoyo para que la mente descanse y se ocupe de admirar un paisaje, de respirar aire fresco, de incluso hacer algo de ejercicio.   Recordando que el ejercicio es un apoyo para aumentar nuestra probabilidad de vivir mas años y de disminuir las enfermedades.

4.-  Practica cosas nuevas.  El problema de la rutina es que nos embota la creatividad y nos deja en la zona de confort.     El hacer cosas nuevas y experimentar te permitirá entrar en la zona del desarrollo personal, es decir, en la zona del aprendizaje.   Se dice que la única diferencia entre la rutina y una tumba es la profundidad.    En ocasiones, estamos muy estacionados en nuestra zona de confort, en la cual ya conocemos todo y no tenemos que preocuparnos del esfuerzo que suponen las cosas nuevas.  Pero eso a la vez, nos mantiene en una zona donde no hay desarrollo.  Puedes aprender a cocinar, a decorar, a realizar alguna artesanía, a tomar fotografías, etc.

5.- Practica alguna actividad artística.  No importa que no seas experto en lo que quieres practicar, esta idea.  Cuando haces cosas nuevas, ejercitar el hemisferio derecho del cerebro, que es el encargado de generar nuevas ideas, otras formas de hacer las cosas, nuevos proyectos o nuevos enfoques para resolver tus problemas.  No es necesario que seas un pintor para poder pintar, no es necesario que seas un músico consumado para estudiar un nuevo instrumento, etc.  Dependiendo de cada quien, debe haber algo que tus habilidades y gustos te permitan practicar, a fin de despertar al hemisferio derecho y poner las bases para ejercitar la creatividad.

6. Haz una cita contigo mismo y dedica tiempo para pensar.    El fin de semana también puede ser un tiempo para el silencio.   Nos pasamos el día corriendo, con juntas, trabajos urgentes, emails, llamadas, clientes, conflictos, y luego el fin de semana nos llevamos todo esto en la cabeza y no tenemos paz.    Todos necesitamos momentos de reflexión, de pensar si vamos por buen camino, si necesitamos hacer algún cambio o mejora, y esto será muy difícil si estamos en medio del ruido saturados de información todo el tiempo.

Este próximo fin de semana, aprovecha para empezar a descansar de forma efectiva.  Tienes que decirte a ti mismo que estás descansando, no hagas las cosas porque sí.  No cometas el error de estar con tu cuerpo en un lado y tu mente en otro.  Empezar la semana con un descanso efectivo impactará de forma radical en tus resultados.

Todos los minutos cuentan, así pues, el tiempo de descanso también está ahí para que le saques el máximo provecho.   Una persona productiva, se esfuerza por exprimir y disfrutar cada minuto de su vida, de su trabajo, de su descanso, de su vida personal, de su diversión.   Hay una frase que me llamó la atención en un curso de gestión personal, espero que te sirva tanto como a mí:  “Si vas a trabajar, trabaja al límite, si vas a descansar, descansa al límite”


Fuente: Enfocatuvida.com – Joaquín Olivas

Anuncios