15 FORMAS EN QUE TU IMAGEN PROYECTA CONFIANZA

imagenTu imagen depende, entre otras cosas, de la manera en que te comportás. Todos proyectamos una imagen, queramos o no, los demás nos perciben a diario según nuestra comunicación verbal y no verbal. Acciones y omisiones comunican quién sos, tu nivel profesional, educación, cultura, personalidad y demás. Conocé las 15 maneras en que puedes aumentar el valor de tu imagen para los demás.

1.- Cuando cumplís tus promesas:  Puntualidad en tus citas, en los tiempos de entrega y cada vez que diste tu palabra.

2.- Al hablar a los demás mirando a los ojos:  De manera no verbal le decís a tu interlocutor “Sos importante para mí”.

3.- Cuando vestís apropiadamente para cada ocasión: Demostrás interés y cultura profesional. Nadie te dirá que te equivocaste en tu imagen personal, pero lo notarán. Investigá previamente el código de vestimenta antes de acudir a cualquier evento.

4.- Al hablar con un tono de voz seguro y volumen adecuado:  La manera en que te comunicás verbalmente es muy poderosa. Evitar las muletillas, volumen bajo y permitir que tus emociones te dominen.

5.- Al hablar correctamente:  Nada de hablar con groserías, mucho menos con tu equipo de trabajo por creer que es “informal”. No es profesional.

6.- Al escribir sin faltas de ortografía: Todo lo que escribís habla por vos. Asegurate de ser congruente con tu comunicación escrita y evitá errores como “desición” en vez de “decisión”; “nos vemos haya” en vez de “nos vemos allá”.

7.- Al saber las reglas de cortesía y buenas maneras, sin importar tu grado académico o nivel económico: Cada vez que llegues a algún lugar saludá. Cada vez que te vayas, despedite  y agradecé el tiempo que te brindaron. Parece lógica elemental, pero desgraciadamente existen muchas personas que olvidan estos pequeños grandes detalles.

8.- Al dar un saludo de mano confiable y profesional: Si tu saludo no proyecta confianza y profesionalismo, es tu responsabilidad. Ni ofrezcas la mano lánguida, ni apliques demasiada fuerza; debes ofrecer un saludo firme.

9.- Al cuidar que la camisa/blusa siempre sea más clara que el saco: Esta manera de vestir proyecta confianza por los colores claros de la camisa y autoridad y liderazgo por los colores oscuros del saco.

10.- Al proyectar empatía con tu interlocutor: Empatar el estado de ánimo de los demás con el tuyo es una habilidad de confianza que muy pocos en verdad desarrollan en su vida. Comprender cómo se sienten los demás te ayudará a ser más asertivo e influir en ellos sin tener que darles explicaciones lógicas.

11.- Al cuidar lo que publicás en tus redes sociales: Todo lo que publiques en tus redes sociales nos deja conocer tu verdadera esencia. Tené cuidado de publicar qué tan mal terminaste en la última reunión con los amigos de la oficina (y mucho menos si tienes a tu jefe en esa red social). No publiques tus problemas personales en las redes de carácter profesional. Cada red social tiene un objetivo diferente.

Consejo: No conviertas tu cuenta de Linkedin en tu Facebook alterno, nunca pongas “Tomando un café antes de iniciar la jornada.”. Tampoco publiques en Linkedin una foto sensual de tus últimas vacaciones.

12.- Al dirigirte a los demás por su nombre: Cuando te dirigís a los demás por su nombre les mostrás respeto. El sonido más persuasivo para cualquier persona es su nombre. Tenelo en cuenta la próxima vez que hables con otros y verás que tu nivel de persuasión se eleva.

13.- Al cuidar tu higiene y arreglo personal: Es tan obvio este detalle que muchos dan por hecho que no deben cuidar nada de su higiene en cabello, rostro, aliento, limpieza de la ropa, olor corporal, limpieza en manos y zapatos. Cuidá mucho tu peinado y corte de cabello, es responsable de ayudarte a verte más profesional. Es el marco de tu cara, por eso es tan importante. Un cabello descuidado o mal peinado comunica poco liderazgo y autoridad.

14.- Al saber hacer una presentación ejecutiva:  Déjame escucharte hablar y te diré quién eres. Que nunca te pase que siendo el líder pierdas toda seguridad al hablar en público. La palabra es el arma más poderosa del ser humano, pero muy pocos la dominan.  Quien sabe hablar en público ganará 3 veces más liderazgo que aquellos que no saben impactar o convencer a una audiencia.

15.- Al disculparte cuando cometés un error: Disculparse ha sido interpretado como una señal de debilidad, cuando es todo lo contrario. Si fuera tan sencillo hacerlo todos lo harían, la realidad es que muy pocos cuentan con la humildad para disculparse cuando se han equivocado. Ganarás respeto.

Alto Nivel

Anuncios