HOY SE ESTRENA: EL CLAN

Por Karina Pontoriero
El clan es, probablemente, el estreno ar21032015_0976_espectaculos_flia-el-clan.jpg_1853027552gentino más esperado del año. La historia ocupó las tapas de los diarios a mediados de los ’80, cuando una familia completa fue presa, acusada de realizar secuestros extorsivos y asesinar a sus víctimas tras cobrar el rescate. Los Puccio eran conocidos en el coqueto barrio de San Isidro: Alejandro, el hijo mayor, era un prestigioso jugador de rugby. Arquímedes, el padre, era un hombre de pocas palabras, pero que mantenía buena relación con sus vecinos. Nadie sospechaba lo que ocurría al cruzar el portón de la casona ubicada en la calle Martín y Omar, donde una mujer estuvo secuestrada y encadenada durante más de un mes. Como tantas otras veces, la realidad superaba a la ficción.

Treinta años después, el director Pablo Trapero llevó esa historia increíble a la pantalla grande. ¿Por qué la recomiendo? Porque la actuación de Guillermo Francella es deslumbrante y transmite toda la frialdad y el cinismo del artífice de esta familia sólo con la mirada. Porque Peter Lanzani, en su debut cinematográfico, demuestra que está para mucho más que para ser recordado como un galancito de Cris Morena. Porque Trapero deja en claro una vez más que sabe narrar historias como pocos directores argentinos. Porque los planos son maravillosos y la reconstrucción de época acompaña. Porque aunque no estuviera basada en un hecho real, seguiría manteniendo la tensión y la atención de cada espectador. Porque muestra lo siniestro de una familia que bendice la mesa antes de la cena, mientras en el sótano “guarda” a alguien privado de su libertad. Porque transmite el clima oscuro y sórdido que la historia se merece. Porque la banda sonora es una delicia… Los porqué podrían ser muchos más. No es una película perfecta, claro, pero es una que vale la pena ver. ¿Salir decepcionado? Eso seguro que no.

Anuncios